Plataforma de Apoyo


 Las siguientes organizaciones forman parte de la PLATAFORMA DE APOYO A LA CORRALA UTOPÍA.

Intercomisión de Vivienda 15M Sevilla, APDHA, Arquitectura y Compromiso Social, PAH, Marea Verde, Plataforma Interinos Educación, Movimiento de Acción Estudiantil, Marea Naranja, Ecologistas en Acción, USTEA, CGT, SAT, Izquierda Anticapitalista, UJCE, Frente Cívico, CUT-BAI, Primavera Andaluza, 15M Triana, 15M Alcosa, 15M Zona Sur, 15M San Pablo-Santa Justa, Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda, Consejo de Estudiantes de la UPO, SODEPAZ, Gazpacho Rojo, Asambleas Constituyentes, Renta Básica Ya, Asociación Casa del Pumarejo, Centro Social Hay Futuro, Másqueunacasa, Habitares, Solidarios con la Casa del Aire, Grupo Motor Alternativas Desde Abajo, Comisión de Vivienda de la Macarena, Scarmandia Fotografía, Grupo Teatral El Gallo Rojo, Campamento Dignidad, Radiópoli, Asamblea Paz Vistabella 15M Murcia.

El objetivo de la Plataforma es defender y colaborar con la iniciativa de la Corrala de Vecinas La Utopía. Para formar parte de la misma simplemente basta con suscribir el manifiesto que reproducimos a continuación y enviar un e-mail a plataformaapoyoutopia@gmail.com o a corralautopia@gmail.com. También puedes contactar con nosotrxs a través de facebook y twitter.

MANIFIESTO DE APOYO A LA CORRALA UTOPÍA
Las organizaciones abajo firmantes, nos declaramos defensoras de la Corrala Utopía y sus vecinas, a las que manifestamos nuestro apoyo, solidaridad y admiración. 
 

La Corrala Utopía está formada por 36 familias que desde hace 18 meses ocupan un edificio que anteriormente se encontraba vacío y que en la actualidad pertenece a IberCaja. A la entidad bancaria no le tiembla el pulso al pedir el desalojo de más de cien personas, incluidos enfermos y niños. Es la lucha de David contra Goliat. Un banco, responsable del expolio y la estafa que estamos sufriendo, contra un colectivo de ciudadanos que resisten con dignidad, sin violencia y con mucha imaginación, poniendo en jaque el derecho a la propiedad privada frente al derecho a la vivienda. 
 

Gracias a sus constantes movilizaciones, la Corrala Utopía ha sido recibida por el Defensor del Pueblo Andaluz, por la Junta de Andalucía y por el Ayuntamiento de Sevilla. Sin embargo, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, parece trabajar más para el banco que para los vecinos y vecinas de su ciudad, que son quienes más sufren la crisis y las consecuencias del capitalismo salvaje. También se intentó en varias ocasiones negociar con la entidad bancaria, incluso en la sede central de Zaragoza. Pero, a pesar de los preacuerdos, IberCaja no cumplió nunca sus compromisos y mostro sus verdaderas intenciones, volviendo a solicitar al juzgado la orden de desalojo de las familias.

Consideramos el derecho a la vivienda como un derecho básico, por lo que es urgente que la Administración intervenga para paliar el problema de vivienda que sufre nuestro pueblo. Pedimos a la Junta de Andalucía que inicie los trámites para la expropiación del edificio si IberCaja no concede de inmediato un alquiler social a las vecinas de la Corrala Utopía.
 

Las vecinas de la Corrala son un ejemplo de solidaridad por su apoyo constante a todas las luchas sociales, sirviendo de altavoz contra todos los recortes de derechos que sufrimos en favor del capital, con la intervención de la Troika y el gobierno del PP. 
 

Las organizaciones y colectivos abajo firmantes, nos comprometemos a apoyar y defender la Corrala Utopía como parte de un proceso más amplio de lucha por nuestra dignidad colectiva. 
 

Todos los edificios sometidos a la especulación bancaria, deben dedicarse a cubrir las necesidades de una vivienda digna, de nuestro pueblo.

Sin luz, sin agua, sin miedo…

¡Si tocan a las vecinas de la Corrala, nos tocan a tod@s!

2 comentarios:

  1. Fenómenos como el vuestro me hacen sentirme orgullosa de haber nacido en Sevilla. Contad con todo mi apoyo, admiración y respeto.
    Deseo que no os falte coraje para continuar, y estaré atenta a vuestra web por si tengo posibilidad de ayudar en algo.
    Desde Madrid, una profesora

    ResponderEliminar