25 abr. 2014

LA CORRALA UTOPIA ANTE EL DESALOJO DE LA CORRALA LA CHARCA


Hoy han desalojado la Corrala la Charca en Madrid. No podemos dejar de solidarizarnos con su lucha, que es la nuestra, la de la reivindicación de una vivienda digna para todas.  Según los compañeros de la PAH, no ha habido orden judicial, lo que nos deja a todos en la máxima indefensión, estas familias llevaban ya más de un mes viviendo en sus casas, ¿es que pueden hacer lo que les de la gana y saltarse todo el procedimiento judicial? ¿dónde están nuestras garantías? Como en el desalojo de la Corrala Utopía, ha habido detenidos, una vez más intentando criminalizar la protesta. Nosotras tenemos claro que cobardemente intentan amedrentarnos para que el pueblo no se organice y pelee por lo que es suyo.
Todas necesitamos una vivienda, lo hemos dicho hasta la saciedad, es un derecho como dicen las compañeras de la Corrala la Charca y, al igual que sucedió con la Corrala Utopía, la empresa dueña del edificio, especuló todo lo que pudo y más con este derecho y ha dejado deudas a las administraciones públicas.
La Corrala la Charca tiene todo nuestro apoyo y respeto, compañeras que no se han quedado pacientemente esperando, como sugiere la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, haciendo claramente referencia a la Utopía, diciendo que no se puede premiar ¨la patada en la puerta¨. No se puede esperar pacientemente cuando se está en la calle, existiendo además tantas viviendas vacias, como las 528 viviendas que tiene el Ayuntamiento de Sevilla, como todas las viviendas que pertenecen a bancos y a inmobiliarias que han estado especulando con este bien. No se consiguieron los derechos que estamos perdiendo ahora esperando pacientemente, sino saliendo a la calle y arrancándolos.
Arriba las que luchan, las que no se quedan esperando de forma conformista, arriba la Corrala la Charca, animo compañeras, la lucha no termina aquí.

11 abr. 2014

LA CORRALA SEGUIMOS SIENDO TODAS



En los casi dos años de lucha que llevamos dada las vecinas de la Corrala Utopía, han sido continuos los ataques hacia nosotras y nuestro proyecto.
Los grandes poderes políticos, económicos y mediáticos, no podían tolerar que un grupo de mujeres les sacara los colores y cuestionara su sistema, un sistema que legitima que se enriquezcan unos pocos frente a que vivamos todos.

Entre los múltiples ataques que hemos ido recibiendo (corte de luz, de agua, amenaza de retirada de custodia de nuestros hijos, negación de ayudas sociales por vivir en la corrala, el boicot a las negociaciones, etc.), se ha venido utilizando una estrategia de agresión y descalificación de varias de nuestras compañeras. En concreto y con la mayor fuerza, contra la vecina y compañera Irma Blanco.

Han sido constantes los ataques y las mentiras que se han ido vertiendo sobre ella con el objetivo de intentar dinamitar uno de los pilares de la Corrala.

Ante todo esto, las vecinas de la Corrala Utopía queremos manifestar:

1)      Nuestro apoyo incondicional y absoluto a esta compañera que significa todo para nosotras.

2)      Que aceptamos, aunque no compartimos, la decisión que nos ha comunicado hoy en la asamblea de vecinas, de no poner en peligro los logros conseguidos con el realojo del resto de las familias, renunciando al suyo propio.

3)      Que rechazamos y despreciamos los argumentos que se vienen esgrimiendo y que sirven de motivo para que ella haya tomado su decisión, y a este respecto queremos precisar:
que la compañera Irma Blanco tiene una situación más que precaria, concretamente un contrato temporal de 6 meses, que expirará en tres. Y todo esto, tras más de tres años desempleada, de los cuales 19 meses no percibió ingreso alguno y sin derecho a prestaciones posteriores.

¿Por trabajar 6 meses en tres años y medio no tiene el mismo derecho que todas nosotras?
¿A caso no es esta una situación de riesgo de exclusión social, como acreditan los informes sociales realizados?
Nosotras afirmamos que lo es, y por desgracia es la situación en la que se encuentran la inmensa mayoría de los jóvenes.

4)      Ante esto, nos mantenemos firmes en lo que venimos gritando desde hace dos años, que la lucha por nuestras casas es la lucha por el derecho universal a la vivienda, a una vivienda digna, derecho que se ha convertido en un privilegio.

5)      Que esta injusticia se está produciendo cuando además existen miles de viviendas vacías, cientos de ellas del ayuntamiento. Por eso seguiremos gritando, con la victoria de la Corrala recién conseguida, y cada vez más alto que ni gente sin casas ni casas sin gente.

6)      Que más allá de las paredes, la Corrala es un símbolo que hemos levantado con nuestra lucha y que muestra que trabajando en colectivo, podemos cambiar y remover muchas cosas, aportando esperanza a otras luchas sociales.

Por todo ello, desde la Corrala Utopía, reiteramos nuestro apoyo a la compañera Irma Blanco y agradecemos que hoy, como en otras ocasiones, haga un acto de lo que ella considera que es responsabilidad para con la Corrala.
Solo decirle que la Corrala seguimos siendo todas.

#LaCorralaSomos Todas

7 abr. 2014

La Utopia no son sus muros

La Utopía no son sus muros sino sus gentes. Hoy nos han echado de nuestras casas, nos han echado a la calle, y en la calle seguiremos siendo la Corrala Utopía, porque no tenemos otros sitio a donde ir. Con nocturnidad y alevosía, teniendo en puertas la solución para la Corrala, el PP y el Ayuntamiento han ejecutado la orden de desalojo que pesaba sobre nuestra casa. Parece que, a un paso de realojarnos en otras viviendas, el alcalde Zoido no podía permitir una victoria de este calibre, en un ejercicio de soberbia y despotismo. No estamos hablando de medir fuerzas, hablamos de que hay vidas en juego, las nuestras y las de nuestros hijos e hijas.
Es una vergüenza que el Ayuntamiento de Sevilla tenga bloqueadas la adjudicación de al menos 389 viviendas de su propiedad, 389 viviendas que no entrega a familias necesitadas y que encima a nosotras, que estamos luchando por lo que es justo, nos eche a la calle.
Y en la calle estamos y en la calle nos quedaremos, cerca de ese alcalde sin escrúpulos, en la Plaza Nueva, frente al Ayuntamiento, mientras que la Corrala Utopia no consiga una solución digna. Debe saber, y temer, el señor alcalde que el conflicto de la Corrala no acaba en sus muros, que somos nosotras, las vecinas, las que le recordaremos que aquí nos tiene, enfrente, para pelear y luchar por nuestras vidas, porque nosotras estamos en nuestro derecho y usted en la obligación de atender a nuestras necesidades.

¡¡La Corrala Utopía no se rinde!! seguiremos luchando hasta donde haga falta.