29 ene. 2014

La Corrala Utopía, frente a su Batalla Final

Todas las fuentes judiciales apuntan a que, en caso de no mediar solución, en el plazo de un mes o mes y medio se producirá un desalojo forzoso del edificio

Ibercaja, la entidad bancaria presidida por Amado Franco, no parece tener el menor interés en alcanzar acuerdo alguno con las familias que forman la Corrala Utopía. El pasado 10 de enero tenía lugar en la Sede del Defensor del Pueblo Andaluz una nueva mesa de negociación para intentar desbloquear la situación. Todas las partes se presentaban, a excepción de Ibercaja. La entidad bancaria, que había confirmado su asistencia, no sólo no acudía a la cita, sino que ese mismo día reiteraba en sede judicial su petición de desalojo forzoso del inmueble. El pasado 24 de enero la jueza que instruye el proceso judicial se desplazaba a la Corrala Utopía para tomar declaración al último imputado que quedaba por hacerlo: Francisco Rodríguez, vecino de 72 años con una salud muy comprometida. Ya no quedan más trámites judiciales, y las fuentes del caso apuntan a la posibilidad de que en un mes o un mes y medio haya una orden judicial de desalojo.

No obstante, las vecinas de la Corrala Utopía quieren manifestar claramente su intención no sólo de no rendirse y seguir luchando frente a la adversidad, sino de vencer y ganar esta importante batalla. La avaricia y la voracidad de la Banca es una de las causas principales de la grave crisis económica y social que vive nuestra sociedad. E Ibercaja es un claro de cómo esa especulación urbanística y ese ánimo de lucrarse a toda costa nos condujeron al desastre. Hay que recordar que el edificio donde se asienta la Corrala Utopía fue construido por MAEXPA, una empresa constructora e inmobiliaria cuyo dueño está acusado de delitos de evasión fiscal, corrupción urbanística y corrupción política. Ibercaja se hizo con la propiedad del inmueble con las familias ya viviendo dentro y concediendo a MAEXPA la dación en pago, algo que no hace con las familias que no pueden hacer frente al pago de la hipoteca.

Amado Franco debe sentarse a negociar

Durante las próximas semanas semanas la Corrala Utopía, la Plataforma de Apoyo y el Movimiento Andaluz por la Vivienda iniciarán una campaña para exigir que Amado Franco, Presidente de Ibercaja, se siente a negociar personalmente una solución con las familias. Amado Franco procede de una familia vinculada a la Banca, ostenta cargos importantes en la patronal bancaria y en la asociación de cajas de ahorro, y debe entender que la sociedad le exige que abandone su postura inflexible y se siente a la misma mesa que las vecinas en aras de buscar una solución dialogada.

Las familias de la Corrala Utopía quieren pagar un alquiler social por las viviendas que habitan. Tienen un proyecto que quieren presentar a Ibercaja y que se basa en el alquiler colectivo de todo el edificio por una cooperativa que estaría conformada por las propias familias.

2 comentarios:

  1. Ánimo compañeras! La lucha sigue! y esta batalla la ganará el pueblo, como no puede ser de otra manera. Desde Huelva y desde el mundo, estamos con vosotras! Salud

    ResponderEliminar
  2. Apoyo y solidaridad desde Granada. Mañana estamos en la calle. Y estaremos las veces que sea necesario, en vuestro apoyo.

    ResponderEliminar