21 jun. 2013

Ibercaja retira la petición de desalojo de la Corrala Utopía



  • La Corrala insta a las administraciones implicadas en este largo proceso de negociación a que se involucren para garantizar el realojo de las familias en viviendas dignas de una forma estable. 
  • Se ha demostrado que la fuerza de la solidaridad y la lucha del pueblo puede ser más fuerte que el poder de las entidades financieras. 


Ibercaja ha retirado la petición judicial de desalojo forzoso de las más de 30 familias que viven en la Corrala Utopía, inmueble del que es actual propietaria, tal y como ha dado a conocer el Juzgado de Instrucción nº 3 de Sevilla, que sigue la causa abierta por un presunto delito de usurpación ilegal. Después de un intenso año de lucha por el derecho a una vivienda digna, en el que más de 100 personas, entre ellas, 40 menores de edad, varias de edad avanzada y enfermos crónicos, han permanecido sin luz ni agua, la Corrala Utopía consigue, de esta forma, su petición de alcanzar una solución dialogada.

Para la Corrala Utopía, aunque aún queda mucho camino por recorrer en la lucha por el derecho a una vivienda digna para todas las personas, ésta es una pequeña victoria, que nunca hubiera sido posible sin la lucha de las familias, de los colectivos en defensa del derecho a una vivienda y del impresionante apoyo social que ha recibido desde el principio la Corrala, desde lugares de todo el Estado y también desde colectivos y personas de muchos países. Se ha demostrado que la fuerza de la solidaridad puede conseguir que la vivienda sea una derecho y no una mercancía, y la lucha del pueblo puede ser más fuerte que el poder de las entidades financieras.

El desalojo del inmueble se ha logrado evitar gracias al preacuerdo existente entre Ibercaja y la Corrala Utopía, firmado a mediados del pasado mes de mayo y ratificado por las familias a principios de este mes de junio. A través de este preacuerdo, Ibercaja se comprometió a desistir de todo el procedimiento judicial y a retomar las negociaciones, aceptando las familias su realojamiento fuera del inmueble siempre y cuando se encuentren soluciones para todas las que están en situación de necesidad.

Una vez retirada la petición de desalojo, la Corrala Utopía espera contar con las administraciones implicadas en este largo proceso de negociación, Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Sevilla, para hacer efectivo el segundo compromiso del preacuerdo y en todo caso garantizar el realojamiento de las familias en viviendas dignas de una forma estable.

El preacuerdo se consiguió en un momento crítico, cuando Ibercaja había abandonado la mesa de negociación abierta desde hacía meses e insistido judicialmente en la medida de desalojo cautelar del edificio. Un grupo de familias se desplazaron hasta Zaragoza, realizando acciones de protesta en la sede central de Ibercaja, hasta que lograron reunirse con Raúl Conesa, Administrador Solidario de Cerro Murillo (empresa participada al 100% por Ibercaja y que ostenta la propiedad del inmueble) y sellar el preacuerdo después de varios encuentros.


13 jun. 2013

Ibercaja y Corrala Utopía firman un preacuerdo para evitar el desalojo, pero Ibercaja no lo cumple

El preacuerdo se firmó hace ya dos semanas, a pesar de lo cual Ibercaja aún no ha retirado la petición de desalojo cautelar

Los abogados del Grupo 17 de Marzo que representan a la Corrala Utopía han puesto en conocimiento del Juzgado de Instrucción nº 13 la existencia de este preacuerdo


Corrala Utopía pide al Juzgado además la citación como testigos de Raúl Conesa, firmante del preacuerdo y administrador solidario de Cerro Murillo, y de Amado Franco, Presidente de Ibercaja



El desalojo cautelar de las más de 30 familias que viven en la Corrala Utopía se podría evitar gracias a un preacuerdo existente entre Ibercaja y las familias. A mediados del pasado mes de mayo un grupo de varios vecinos de la Corrala Utopía se desplazó hasta Zaragoza, hasta las Oficinas Centrales de Ibercaja. Allí, acompañados por Stop Desahucios Zaragoza así como con otros colectivos sociales de la capital aragonesa, realizaron varias acciones de protesta. La entidad bancaria que preside el señor Amado Franco accedió a reunirse con las familias desplazadas hasta Zaragoza. Allí se vieron con Raúl Conesa, Administrador Solidario de Cerro Murillo (empresa participada al 100% por Ibercaja y que ostenta la propiedad del inmueble). Después de varios encuentros sellaron un preacuerdo para evitar el desalojo cautelar del edificio y para volver a las negociaciones que había de ser ratificado por todas las familias que habitan en la Corrala Utopía, tal y como ocurrió hace 2 semanas, cuando todas las familias acordaron firmar este preacuerdo para buscar una solución dialogada.

El preacuerdo prevé la retirada de la petición de desalojo y marca la vuelta a las conversaciones, aceptando las familias una solución fuera del inmueble siempre y cuando se encuentren soluciones para todas las familias que están en situación de emergencia social. No obstante, a pesar de que la Corrala Utopía ha cumplido con su parte del acuerdo, y a pesar de que apuesta plenamente por buscar una solución dialogada y beneficiosa para todas las partes, Ibercaja sigue sin retirar la petición de desalojo cautelar del edificio. Desde la Corrala Utopía no queremos dudar de la buena fe de Ibercaja y de las personas que en su representación firmaron el referido preacuerdo, aunque la situación comienza a ser preocupante, ya que se siguen cumpliendo plazos y un desalojo cautelar del edificio sigue siendo más que posible. Por ello, los abogados del Grupo 17 de Marzo han presentado hoy en el Juzgado de Instrucción nº 13, que lleva el caso, un escrito en el que se pone en conocimiento de la magistrada la existencia de este preacuerdo, instando a Ibercaja a que lo cumpla en sede judicial. Asimismo, en este escrito judicial se pide que se instruyan diligencias para tomar declaración procesal a Raúl Conesa Alonso, firmante del preacuerdo en representación de Ibercaja y Administrador Solidario de Cerro Murillo, y a Amado Franco, Presidente de Ibercaja.

Las más de 30 familias que conforman la Corrala Utopía se encuentran en una situación muy difícil. Después de más de un año sobreviviendo sin luz ni agua, la llegada del verano y de las altas temperaturas complican aún más su complicada existencia. Es su voluntad volver a las conversaciones con Ibercaja con la intención de buscar decididamente una solución dialogada. Asimismo, instamos a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Sevilla a que se impliquen en las conversaciones y a que contribuyan a encontrar soluciones estables y duraderas para las familias. En la Corrala Utopía viven más de 100 personas. Unas 40 son menores de edad, contándose entre ellos varios bebés. Asimismo, habitan en el edificio varias personas de edad avanzada así como varios enfermos crónicos. La situación económica de las familias es realmente precaria, hallándose más del 80% de los adultos en edad de trabajar en situación de desempleo, y teniendo los demás trabajos absolutamente precarios, a tiempo parcial y muy temporales. Por ello, instamos a las instituciones y a las entidades bancarias, responsables de este drama, a que no miren hacia otro lado y a que no abandonen a las familias de la Corrala Utopía.

5 jun. 2013

Los niños y niñas de Corrala Utopía cuentan su historia en una obra de teatro

Este próximo jueves 6 de junio, a las 20:00, tendrá lugar la representación en la Corrala Utopía de una obra que ha sido escrita y que será interpretada por los niños y niñas de la propia Corrala. En ella narrarán su experiencia y la historia que les ha tocado vivir. Contarán como perdieron sus viviendas y como se organizaron para ejercer su legítimo derecho a disfrutar de un techo bajo el que cobijarse. En la obra aparecerán personas como Zoido, Alcalde de Sevilla, y estará presente también Ibercaja, banco propietario del edificio y que pretende dejar en la calle a las 36 familias que viven en la Corrala Utopía.

Este jueves, a las 20:00, os invitamos a que acudáis a la Corrala Utopía y veáis, a través de la perspectiva de los niños y niñas de la Corrala, de la historia que les ha tocado vivir.