9 sept. 2013

IBERCAJA VUELVE A PEDIR EL DESALOJO DE LA CORRALA UTOPÍA INCUMPLIENDO TODOS LOS ACUERDOS ALCANZADOS


Ibercaja ha roto unilateralmente el acuerdo alcanzado hace escasos meses con la Corrala Utopia para encontrar una solución negociada al problema de las 36 familias. “No te puedes fiar de un banco. No han cumplido nada” afirman las familias.

Las familias de la Corrala Utopía recibieron una desagradable noticia con la llegada de septiembre. A finales de la semana pasada, los representantes legales de la Corrala Utopía convocaron a las familias que residen en el edificio para comunicarles que Ibercaja había vuelto a solicitar ante el juzgado el desalojo cautelar del edificio, alegando que las vecinas no habían cumplido lo acordado.

“Nada más lejos de la realidad. Nosotros hemos cumplido y podemos demostrarlo. Son ellos los que nunca han tenido intención de negociar ni cumplir nada. Están esperando que pase el tiempo para marearnos y echarnos a la calle sin que nadie se entere” afirma una de las vecinas.
En el acuerdo alcanzado el pasado junio, Ibercaja se comprometía a retirar la petición de desalojo, volver a retomar la mesa de negociación y facilitar la documentación para acceder a los suministros de agua y luz. Las vecinas debían presentar los informes sociales y, una vez alcanzado un acuerdo satisfactorio para las partes, abandonar el edificio en el plazo de un mes.

Las vecinas entregaron, según afirman, informes sociales al Defensor del Pueblo y al Ayuntamiento, así como autorización para que desde el consistorio usaran esos informes. Después fueron derivadas a los servicios sociales locales, donde muchas están aún esperando la fecha de su cita. Ibercaja, sin embargo, no convocó ninguna mesa de negociación a pesar de las diversas peticiones, y pidió una demora al Ayuntamiento para entregar la documentación que permitiría obtener los suministros de agua y luz.

Ibercaja afirma en su escrito ante el juez que ha cumplido su parte del acuerdo realojando a 3 familias, hecho del que las vecinas no tienen ninguna constancia. “Hay 3 familias que se marcharon alegando que habían encontrado alojamiento con otros familiares” responde una vecina “Si Ibercaja juega a intentar desunirnos, se lo diremos una vez más: queremos una solución para todas” afirma.

Las vecinas del edificio que lleva ocupado casi un año y medio afirman que están “hartas de los tejemanejes de Ibercaja” y que esto ha demostrado que “es imposible fiarse de un banco”. Por ello piden a Ibercaja un alquiler social que les permita quedarse en el edificio donde residen desde hace ya un año y medio. “Sabemos que si salimos de la Corrala estamos perdidas. Queremos quedarnos aquí, con alquiler social o expropiación por parte de la Junta”.

Las familias exigen a la Junta de Andalucía, que también participó en la mesa de negociación, que tome medidas. “Si Ibercaja no responde, que la Junta expropie el edificio. Que busquen la manera legal de hacerlos. Ellos son los que tienen las herramientas en sus manos”.

Las vecinas de la Corrala se niegan a rendirse “no tenemos nada, así que lo único que nos queda es luchar. Queremos una solución para todas y pagar un alquiler social. SI Ibercaja quiere echarnos a la calle, que tenga claro que no nos vamos a ir calladitas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario