9 ago. 2012

La Corrala Utopía alerta de la situación desesperada que cada día viven más familias

El pasado 7 de agosto miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) protagonizaron sendas acciones en supermercados de Écija (Sevilla) y Arcos de la Frontera (Cádiz). En el primero de ambos consiguieron sacar al exterior, sin pagar, varios carros cargados con alimentos de primera necesidad (arroz, alubias, leche, pasta, etcétera). Esos alimentos, o al menos una parte importante de los mismos, fueron transportados por el SAT hasta la Corrala de Vecinas La Utopía, edificio en el que se realojan desde hace casi 3 meses un total de 36 familias que habían perdido sus viviendas en el contexto de la actual crisis económica. Las familias, sin conocer el origen de los alimentos, los aceptaron y agradecieron el gesto a Juan Manuel Sánchez Gordillo y al resto de sindicalistas que lo acompañaban. La razón era simple: en la Corrala Utopía viven familias en una situación de extrema necesidad y esos alimentos suponían una valiosa ayuda. A día de hoy, una vez conocida la procedencia de los alimentos y la polémica suscitada, los vecinos y vecinas de la Corrala Utopía los siguen aceptando y agradeciendo la donación por la misma razón que hace 2 días: las familias los necesitaban. En la Corrala Utopía sobreviven numerosas familias, con hijos y personas mayores a su cargo, que no tienen ningún ingreso o que estos no superan en algunos casos los 250 €. Y son muchas más las familias que en todo nuestro país viven una situación igual o más dramática.

Creemos que la polémica suscitada debería abrir un debate social sobre la grave situación que afecta a cada día más familias. Con un 25% de paro a nivel nacional, que aumenta hasta el 35% en Andalucía, y con una cuarta parte de la población que vive ya bajo el umbral de la pobreza, según las últimas informaciones publicadas en el contexto de la actual, creemos que este debate debería ya estar encima de la mesa. Es inconcebible que en un país como el nuestro, desarrollado y supuestamente del primer mundo, se de esta terrible situación que hace que miles de familias tengan dificultades para sobrevivir cada mes. Es cierto que la red de comedores sociales, bancos de alimentos y otras organizaciones ayuda a paliar esta situación. Sin embargo, las dificultades siguen existiendo, el paro y la pobreza aumentan y, sobre todo, esta situación es ya del todo insostenible.

Durante el día de hoy se están sucediendo detenciones de algunas de las personas que participaron en las acciones organizadas por el SAT. Asimismo, tanto el Ministro de Justicia como el Ministro del Interior anuncian mano dura contra estas acciones. Jorge Fernández Díaz, Ministro del Interior, ha afirmado que habrá detenciones porque de lo contrario regiría "la Ley de la Selva". Queremos aclarar al señor Fernández Díaz que la Ley de la Selva ya rige en nuestra sociedad, porque de otra forma no se explica que cientos de familias sean prácticamente cada día desahuciadas de sus hogares por entidades bancarias que han recibido además cuantiosas ayudas públicas.

Y mientras todo esto sucede, la clase política de nuestro país parece permanecer ajena a los sufrimientos de la población. Nos parece inconcebible que el Gobierno anuncie las detenciones masivas de los sindicalistas que participaron en esa polémica acción y que, sin embargo, permitan una amnistía fiscal a los defraudadores de impuestos y que los gestores de las Cajas de Ahorro que nos han conducido al desastre dejen sus cargos con multimillonarias indemnizaciones. Es del todo absurdo que unos bancos que han recibido fondos públicos, que todos los ciudadanos pagamos en forma de recortes sociales, sigan echando de sus hogares a ciudadanos que no tienen ningún apoyo por parte de las instituciones. Esa es la alarma social que existe en nuestro país y que justificaría cualquier rápida intervención de las administraciones.

Desde la Corrala de Vecinas la Utopía y desde el movimiento 15-M Sevilla animamos a los políticos, sea cual sea su partido, a que nos acompañén por un simple paseo por alguno de los barrios más humildes de nuestra ciudad para que así contemplen y conozcan de primera mano el terrible drama humano que viven numerosas familias. La actual política de recortes sociales nos está conduciendo al abismo y está haciendo que nuestro país esté en riesgo de sufrir una ruptura social sin precedentes y de consecuencias irreparables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario